Bienvenidos!

Una vacaciones en Formentera es una experiencia distinta y recordarás por mucho tiempo. ¡Prepárate para una sorpresa agradable!

No esperes encontrar en Formentera la marcha de Ibiza. Es más, si lo que buscabas era el desenfreno de la noche ibicenca siempre podrás coger un Ferry, que salen continuamente, y plantarte en las macrodiscotecas más famosas y exclusivas de Europa. Aquí la noche es distinta.

En Formentera la costumbre es acudir a un chiringuito o bar con terraza a admirar la puesta de Sol –no has visto una puesta de Sol como esta en tu vida- y dejar que la noche caiga sobre nosotros con todas sus consecuencias. Os hablarán del Indiana Café, el Pachanga o el Reality, en Es Pujols, el Pirata Bus, el Bianco y el Flipper Chiller de Migjorn, o la Fonda Pepe de Sant Ferran (que es muy, muy formenterano y bohemio), o el Big Sur de la Playa de Illetes.

Pero probablemente el más famoso, el que ha conseguido salir más veces de la isla en boca de sus visitantes, es el Blue Bar, en la playa de Mijgorn, donde también podréis cenar antes de que la Luna os conquiste.

Con las peculiaridades que esta isla tiene durante su vida diurna, no era de extrañar que Formentera de noche también fuera especial. Cuando caiga el sol y busques un lugar en el que dejarte llevar sin mirar la hora tendrás que tener en cuenta que la fiesta de este paraíso tampoco se parece a la de sus islas hermanas ni a la de ningún otro sitio en nuestro país. Muchos de nuestros visitantes vienen tras el rastro de nuestras fiestas Flower Power y de nuestro encanto hippie. Aquí no cabe ningún tipo de prejuicio, aquí el hedonismo tiene un significado distinto.

El clima característico de la isla

El clima característico de la isla es el típicamente mediterráneo, pudiéndose englobar dentro de la variedad templado-cálido y la sub-variedad levantina-balear: cálido y poco lluvioso, con más de 300 días de sol al año.

Veranos secos, inviernos templados y poca abundancia de lluvias caracterizan nuestro clima. Además, las pequeñas dimensiones de Formentera, así como la escasa entidad de su relieve, hacen que las características climáticas varíen muy poco de un lugar a otro.

Formentera tiene una geografía peculiar y cautivadora, con una superficie de 83,2Km2 y un litoral de 69km. La altura máxima es de 192 metros en Sa Talaïassa, punto situado en el altiplano de la Mola. Su clima suave da lugar a una vegetación mediterránea que combina zonas dunares con bosques de pino y de sabina, unas coníferas que dan personalidad a la isla.

Las Playas de Formentera

Formentera es conocida y valorada turísticamente por sus playas de aguas transparentes y fina arena blanca que enmudecen al visitante con sus tonalidades turquesas. Se trata de playas protegidas y poco alteradas por el hombre, pero enclavadas en un territorio dotado de infraestructuras turísticas modernas de carácter familiar.

Observando el peculiar contorno de Formentera, se establecen tres grandes extensiones de playas: en la cara nordeste las costas de Llevant y Tramuntana, en la parte opuesta, la costa nordoeste con las playas más famosas de la isla, Illetes y Cavall d’en Borràs, al sur la costa de Migjorn.

La península de Es Trucadors, al norte de la isla, es una larga lengua de arena que se estrecha de sur a norte. En ella se conforman las playas de Llevant, Ses Illetes y Es Cavall d’en Borràs que ocupan la cara oeste. Illetes es la playa más famosa de la isla y la más visitada por los turistas. A pesar de que en las horas centrales del día registra gran concentración, caminando más allá del último aparcamiento autorizado se pueden encontrar tramos casi desiertos, incluso en temporada alta.

Además, la cercana playa de Llevant se encuentra mucho menos masificada que Illetes. Ocupa toda la cara este (a levante) del arenal y también es de arena blanca y fina aunque con pequeñas superficies rocosas. Avanzando hacia el norte, estas dos playas distan a tan pocos metros que se puede extender la toalla en medio y contemplar ambas al tiempo.

Gastronomia Tradicional

La cocina típica de Formentera está muy ligada al modo de vida tradicional, marcado fuertemente por el vínculo con el mar y la agricultura de secano. Se caracteriza por una dependencia casi absoluta de los productos autóctonos, condicionada por el aislamiento de las islas Pitiusas.

Esta escasez de productos, combinada con la creatividad y el aprovechamiento de productos de gran calidad (como el pescado), dan lugar a recetas tradicionales entre las que destacan: la ensalada payesa (con Peix sec), Frit de polp (frito de pulpo), Sofrit pagès (con carne y patatas), Calamars a la bruta (frito de calamares en su tinta) o el Bullit de Peix (guisado de pescado con patatas). Los dulces o postres más característicos son el Flaó (pastel de queso fresco con hierbabuena), les Orelletes (dulce anisado) y la Greixonera (pudin de ensaimada).

La miel es un producto autóctono que debe su excelente calidad a la flora de secano y a la ausencia de productos químicos. Según la época se hace de romero o de frígola (tomillo).

Los higos secos fueron durante mucho tiempo uno de los productos básicos en la despensa local y hoy en día son muy apreciados por su intenso sabor, resaltado por el anís y el laurel con los que se aromatizan en el proceso de elaboración. Acompañados de queso y almendras, resulta un postre excelente.

El queso fresco de Formentera generalmente es mixto (de cabra y oveja) y al ser realizado para el autoconsumo, sigue las pautas de la elaboración tradicional.

El bescuit es el pan que resulta del horneado prolongado, lo que le confiere una consistencia similar al pan tostado, de hecho, precisa ser hidratado antes de ser consumido. Constituye uno de los ingredientes más peculiares de la ensalada payesa.

El licor de hierbas se comercializa mayoritariamente en Ibiza, pero en numerosos hogares y restaurantes de Formentera se elabora un licor de hierbas casero, aprovechando las numerosas hierbas aromáticas de la isla. Siendo el más característico el realizado con frígola (tomillo).

Además de la cocina tradicional, marcada por la naturaleza marítima de la isla, la afluencia del turismo ha desarrollado a lo largo de los últimos años un destacable sector de restauración. En Formentera encontramos una importante oferta de restaurantes de gran diversidad: desde cocina de autor a platos tradicionales, preparados a la manera original o interpretados desde una óptica actual, pasando por la gastronomía típica traída de otros lugares del mundo como por ejemplo Japón, Italia o Argentina.

Alquilar un apartamento o una casa de vacaciones en Formentera es una alternativa más económica que el hotel, y también resulta más cómodo, sobre todo si se viaja en familia.

1. Contratar un apartamento de vacaciones tiene indudables ventajas:

2. Sale más barato, no sólo el alojamiento, sino que estar en una casa o apartamento permite “ahorrar” y recortar la cuenta de gastos

3. Es posible invitar a amigos o familiares a alojarse con nosotros, siempre que no se supere la ocupación prevista.

4. Se está como en casa.

Pero a veces se producen problemas. El principal motivo por el que los consumidores se quejan o tramitan reclamaciones sobre apartamentos alquilados es la falta de correspondencia entre el inmueble descrito y la realidad, la ubicación inexacta, el mobiliario y electrodomésticos en mal estado y la falta de higiene. Pero puede hacer otros conflictos…

Te indicamos una serie de pautas y recomendaciones para tener en cuenta antes de firmar el contrato, en el momento de entrega de las llaves y si se producen problemas durante la estancia.

Consejos para alquilar de vacaciones.

1.- Lo Prometido. cerciórate bien de que la vivienda se ajusta a lo prometido: lo mejor es visitar antes el apartamento que quieres alquilar pero si no es posible, solicita al propietario un dossier fotográfico en el que aparezcan las principales estancias, accesos y vistas, así como las dotaciones o servicios, como piscina, jardín, etc. las fotos te mostrarán el estado de conservación del mobiliario y electrodomésticos

2.- Elegir la zona adecuada. El primer paso a la hora de reservar un apartamento para el verano es elegir nuestro destino de vacaciones. La búsqueda será más sencilla si primero delimitamos la zona en la que queremos pasar nuestras vacaciones y reducimos al mínimo posible la lista de localidades donde buscar nuestro apartamento.

Si queremos ahorrar dinero en nuestras vacaciones, casi tan importante como el “dónde” es el “cuándo”. Si tienes la posibilidad de elegir las fechas de tus vacaciones, intenta evitar a toda costa -nunca mejor dicho- el mes de agosto y, si es posible, también el mes de julio. Unas vacaciones en junio o en septiembre son, por lo general, más baratas y los destinos no están tan masificados.

Planificar las vacaciones con suficiente antelación suele ser sinónimo de ahorrar dinero. Puede que la diferencia de precio a la hora de reservar un apartamento de vacaciones con varios meses de antelación no sea muy grande respecto a una reserva en las últimas semanas, pero así será más fácil encontrar un apartamento de calidad que se ajuste a lo que buscas.

3.- La Señal. La señal es mejor que conste en el contrato: lo más normal es que el propietario pida una señal para garantizar la reserva del piso en las fechas acordadas, señal que será descontada del total a pagar. También puedes negociar la posibilidad de cancelar la reserva sin gastos en un plazo determinado en caso de que la reserva se haya hecho con tiempo de antelación. De lo contrario, lo más normal es que el propietario en caso de cancelación a última hora se quede con la señal como compensación. También pide un justificante del pago y comprueba que la persona beneficiaria de la transferencia o la que recibe el pago es también la que figura en el contrato como propietario

4.- La Fianza. Pide detalle de la fianza: si el propietario de la casa te exige fianza, pide que se detalle claramente el concepto y las condiciones de su aplicación

5.- El Inventario. Comprueba el contrato e inventario antes de firmarlo: una vez en la casa, verifica que lo que se indica en el inventario es lo que efectivamente hay en la vivienda y comprueba el estado en que se encuentra dicho inventario. Haz saber al propietario las deficiencias o no que haya. Una vez de acuerdo, el inquilino pagará lo pactado por el alquiler descontando la señal y el arrendador entregará las llaves del apartamento. La ocu recomienda también pedir un teléfono de contacto para posibles incidencias

6.- Los Problemas. Recopila pruebas documentales en caso de problemas: además del contrato, mantén guardados los emails enviados y recibidos, los folletos promocionales de la agencia inmobiliaria si los hubiera, las fotografías enviadas por el propietario o hechas por ti, tiques de autobús o taxis (que demuestren que el apartamento no estaba en el lugar indicado).

Si el arrendador es el dueño de la casa, ante problemas habrá que interponer una demanda ante el juzgado de primera instancia de la localidad en la que se encuentre la vivienda. Pero si el arrendador es una agencia inmobiliaria, habrá que rellenar una hoja de reclamaciones pero si ni por esta vía se solucionan los problemas, habrá que recurrir a la vía judicial

La forma de resolver los confictos depende de cómo se haya contratado el servicio.

Si has contratado directamente con el dueño, lo mejor es arreglar la cuestión de manera amistosa con él. Si no es posible, como lo que se ha firmado es un contrato entre particulares, el inquilino no tiene la consideración de consumidor, y si tiene que hacer alguna reclamación, tendrá que ser mediante demanda ante el juzgado de primera instancia de la localidad en la que se encuentre la vivienda.

Si has contratado con una agencia inmobiliaria, deberás rellenar una hoja de reclamaciones e intentar solucionarlo a través de esta vía. Si tampoco se resuelve, no quedará más remedio que la demanda judicial.

En ambos casos es esencial hacerse y conservar el mayor número posible de pruebas documentales. Además del contrato, los emails enviados y recibidos, los folletos promocionales de la agencia inmobiliaria o turística si los hubiera, las fotografías (haz fotos del apartamento que te permitan probar en qué aspecto no cumple con lo que se había contratado). Pruebas como tiques de autobús o taxi sirven para demostrar que el apartamento no estaba en el emplazamiento descrito; si las deficiencias de la vivienda impedían almacenar alimentos o cocinar, procede guardar las facturas de restaurantes

Cargando...
¡Upps!
Estas utilizando un navegador que no es totalmente compatible con nosotros. Por favor actualízalopara una mejor experiencia.  
  Nuestra página funciona mejor con Google Chrome
Como actualizar tu navegador